3 claves para tener una piel perfecta

Si eres de las que les encanta cuidarse y verse bien ya es hora de que le prestes mucha atención al cuidado de tu piel. Conseguir una piel perfecta no es un trabajo difícil, pero sí hace falta ser constante.

Las horas de exposición al sol, la mala alimentación, el descanso inadecuado, el estrés, el consumo de tabaco y el alcohol son unas de las causas de que la piel pierda todo su brillo y  naturalidad. Para recuperar el buen estado de nuestra piel es necesario seguir una serie de consejos.

Elegir los productos adecuados

Cada piel es diferente y para cada una de ellas existe un producto adecuado. No es lo mismo una piel grasa que una extremadamente seca. Es por eso que debemos elegir los productos que mejor se adecúen a nuestro tipo de piel. Dentro de la gama de productos de Sisley Cosmetics, por ejemplo, podemos encontrar diversas cremas y jabones adecuados para cada persona y tipo de piel.

Cuidado de las zonas sensibles

El contorno de los ojos y los labios son zonas que deben ser cuidadas con especial atención. Son zonas que requieren de un cuidado en el que la limpieza y exfoliación sea suave. La piel de contorno de los ojos, por ejemplo, es diez veces más fina que la de del resto del rostro. Es una zona donde debes aplicar alguna crema específica para el cuidado y la regeneración celular nocturna.

En el caso de los labios puedes aplicar crema o bálsamos siempre que quieras. Es una zona que necesita estar hidratada y que suele sufrir más que otras. Existen bálsamos específicos que además de hidratar protegen de la luz solar.

Hidratación y cuidados para agresiones externas

Es primordial tener una piel hidratada. Hay diversos tipos de cremas específicas para cada tipo de piel. Lo ideal es tener una crema para aplicar por la noche o después del baño que hidrate nuestra piel durante todo el día.

También es beneficioso aplicar cremas que tengan un filtro solar bajo en el rostro para cuando estamos expuestos al sol. La fragilidad de la piel de la cara es mayor que la del resto del cuerpo y, además, es una de las zonas que más se deben proteger para mitigar la aceleración del envejecimiento.

Evitar productos tóxicos

Si quieres mantener tu piel sana y joven, además de conservar tu salud, es necesario que abandones hábitos como el tabaco o el excesivo consumo de alcohol. Llevar una alimentación sana y realizar ejercicio de forma habitual y descansar adecuadamente son las claves para que tu piel se mantenga sana y bella. La utilización de productos para el cuidado de la piel serán más eficaces si evitas consumir toxinas como las que tiene el tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *