Cómo adiestrar a mi perro

Los perros son buenos por naturaleza y es la educación la que los diferencia de los demás, incluso dentro de su misma raza. No hay perros malos, sólo dueños que no supieron educarlos adecuadamente o que les enseñaron acciones que no son buenas.

La educación de estos animales es importante debido a que son mascotas que pasan a formar parte de la familia y, con el tiempo, una mala educación nos hace rendir cuentas. Cuando nuestro perro está adiestrado, no sólo se comporta adecuadamente, sino que además tiene mayor facilidad para relacionarse con otros animales.

Las claves básicas para entrenar a tu perro son el respeto, la paciencia y el amor. Sin estas herramientas el animal nunca aprenderá. Aun así hay otras 3 pasos importantes que serán la base para que se porte bien y se relacione adecuadamente con todos los integrantes de la familia.

Rutina

Tanto para los juegos, como para comer, el perro debe entender que hay una rutina. De esta forma, él podrá aprende cuándo es hora de pasear, cuándo es hora de comer y cuándo es la hora de jugar.

En la hora del juego, enséñale algunos trucos como sentarse, para que lo vaya incorporando. Algunas razas son muy inteligentes, como el Collie de la frontera. A este animal te será más fácil enseñarle trucos.

Órdenes

Siempre que te dirijas al animal para felicitarlo o comunicarle que ha hecho algo mal debes hacerlo claramente. Si estás feliz porque se ha comportado adecuadamente, acarícialo, sonríe y háblale con amor.

Si estás enfadado porque ha hecho algo mal, no le pegues, nunca, porque no sólo no entenderá en qué se ha equivocado, sino que además te perderá el respeto. Para enseñarle que ha hecho algo mal debes subir el tono de voz y decir ¡No! Para ellos es más fácil de entender un monosílabo, además de tu expresión de enfado.

Para el resto de órdenes sencillas como sentarse, dar la patita y no ladrar, es más efectivo utilizar también monosílabos para que el perro identifique la palabra como una orden e instantáneamente le preste atención y la cumpla.

Recompensa

Este es uno de los puntos más importantes. Los perros, da igual la raza, la edad y la procedencia, todos aprenden mediante las recompensas. Cada vez que el animal haga algo bien debes premiarle. Al igual que en los ejercicios de entrenamiento. Cada vez que lo haga bien hay que darle un premio.

A la hora de enseñarle un truco, asegúrate de tener galletitas antes comenzar. Para que aprenda, debes premiarlo muchas veces. Por esta razón es mejor hacerlo con una galletita que con un hueso. Si le das un hueso se pondrá a jugar y olvidará el entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *